No pretendo molestaros

Al parecer, algunas personas se sienten ofendidas porque no las agrego a mi foro. No tengo, ni pertenezco a ninguno, simplemente escribo y lo publico en abierto, para que libremente pueda ser leído o comentado por las personas que lo deseen. Suelo comentar las páginas que me lo permiten y les parezca bien, de las personas que me añaden a su foro. Suele ser lo que siento al ver lo que han publicado, intentando dar una visión diferente, desde la que ha sido escrito. Lo que os agradezco.

Si tenéis que pagar para entrar en la página, no es la original. Como digo a la derecha es Gratuita y sin publicidad.
Yui Shin

lunes, 9 de julio de 2018

CUATRO VERDADES

               Las Cuatro Nobles Verdades (cattari ariya saccani) es la esencia de las enseñanzas de Buddha. Cada vez que un Buddha aparece en el mundo, él descubre y revela estas cuatro verdades que han permanecido ocultas por mucho tiempo.
               Las cuatro nobles verdades son: 1) la noble verdad del sufrimiento (dukkhaariya- sacca), 2) la noble verdad del origen del sufrimiento (dukkhasamudaya- ariya-sacca), 3) la noble verdad de la cesación del sufrimiento (dukkha-nirodha-ariya-sacca) y 4) la noble verdad del sendero que conduce a la cesación del sufrimiento (dukkha-nirodha-gamini-patipada-ariyasacca).

          “Cada vez que un Buda aparece …”, en nuestro mundo, en nuestro ser, cuando verdaderamente abandonado el ego, somos la Consciencia de la unidad de Todo, podemos contemplar el sufrimiento que lleva a poder aprender, saber, sentir, evolucionar, crear nuestro propio Ser desde esa nada, ese libro con páginas en blanco que supone el Libre Albedrío y el nacer en Libertad de poder crearnos el Universo que somos y en el que nos manifestamos.
          El sufrimiento de no poder poseer nada, de estar en un cambio o Impermanencia constante, siendo Todo, la Inmutabilidad de lo Absoluto y Eterno. El Sufrimiento, de Ser la Dualidad de Buda existiendo en lo Absoluto percibiendo las partes, de siendo Buda tener que encontrarnos para ser Su Consciencia, que nos impedirá ser conscientes de serlo, una vez que la encontramos.
          Las palabras que definen ese sufrimiento, que lo explican y establecen sus condiciones y límites, están escritas en sanscrito, en páli, unas lenguas que fueron creadas en una sociedad que vivía en el mundo de los conceptos, de las divinidades terrenales, que iban a sus cielos y continuamente se relacionaban con su Creación física o espiritualmente, como deseemos expresarlo.

1. LA NOBLE VERDAD DEL SUFRIMIENTO (dukkha-ariya-sacca)
Buddha dijo lo siguiente en el primer discurso con relación a la primera verdad:
“Ésta, oh monjes, es la Noble Verdad del Sufrimiento. El nacimiento es sufrimiento, la vejez es sufrimiento, la enfermedad es sufrimiento, la muerte es sufrimiento, asociarse con lo que no se quiere es sufrimiento, separarse de lo que se quiere es sufrimiento, no alcanzar lo que se desea es sufrimiento.
En breve, los cinco agregados de la adherencia son sufrimiento.
          El nacer para poder morir, sin dejar de existir en la Eternidad del Ahora.
          El aprender de la propia existencia, por medio de las sensaciones y pensamientos, al percibir nuestras partes, acumulando la experiencia como envejecimiento, el de la ancianidad más que el de ser algo viejo e inútil. Es la vejez la que almacena y recoge el conocimiento que es aportado a la Vida que somos.
          Asociarnos con lo que deseamos poseer, con lo que podemos manejar o lo que nos es agradable, al vivir en nuestro ego, separando y discriminando las partes de lo que somos como Absoluto. Es el origen, la creación de nuestro tener que sufrir para aprender, para manifestarnos como existencia de la Eternidad.

2. LA NOBLE VERDAD DEL ORIGEN DEL SUFRIMIENTO, (dukkha-samudaya-ariya-sacca)
La segunda noble verdad es el deseo. Esto es lo que Buddha dice en el primer discurso:
Ésta, oh monjes, es la Noble Verdad del Origen del Sufrimiento. Es el deseo que produce nuevos renacimientos, que acompañado con placer y pasión encuentra siempre nuevo deleite, ahora aquí, ahora allí. Es decir, el deseo por los placeres sensuales, el deseo por la existencia y el deseo por la no-existencia.
          El deseo, siempre implica la no aceptación de lo que hay, de lo que está existiendo en el ahora que contemplamos, que percibimos. Lo que pretendemos es que lo que está manifestando la Vida, sea diferente, algo imposible incluso para la propia Vida, que no puede cambiar lo que estamos percibiendo.
          Deseamos que exista lo que nos es agradable, deseamos que deje de existir lo que no nos lo es. Deseamos que exista algo que no está existiendo, que deje de existir lo que si lo está.

3. LA NOBLE VERDAD DE LA CESACIÓN DEL SUFRIMIENTO, (dukkha-nirodha-ariya-sacca)
La cesación del sufrimiento es la erradicación de las impurezas mentales.
Sólo cuando uno ha erradicado las impurezas de la mente uno ha puesto fin al sufrimiento. Buddha dice lo siguiente:
Ésta, oh monjes, es la Noble Verdad de la Cesación del Sufrimiento. Es la total extinción y cesación de ese mismo deseo, su abandono, su descarte, liberarse del mismo, su no dependencia.
          Cuando aceptamos lo que existe, desde la seguridad que en una Vida que es Infinita y Absoluta, se dan todas las circunstancias y condiciones buenas y malas, siendo ese yo que manifiesta la existencia de la dualidad, el que les da vida, el que las manifiesta en aparente separación y oposición, el sufrimiento es una manifestación que no difiere de la felicidad, pues el sufrir es la Naturaleza y Felicidad del Sufrimiento.
          No es la extinción del sufrimiento lo que realizó Shakyamuni, sino la del rechazo al sufrir.

4. LA NOBLE VERDAD DEL SENDERO QUE CONDUCE A LA CESACIÓN DEL SUFRIMIENTO (dukkha-nirodha-gamini-patipadaariya-sacca)
La cuarta noble verdad también se denomina el camino medio (majjhima patipada) u óctuplo noble sendero. El óctuplo noble sendero es la práctica que uno debe seguir para alcanzar la cesación del sufrimiento. Es óctuplo porque posee ocho componentes. Buddha dice lo siguiente:
Ésta, oh monjes, es la Noble Verdad del Sendero que conduce a la Cesación del Sufrimiento. Simplemente este Óctuplo Noble Sendero; es decir, Recto Entendimiento, Recto Pensamiento, Recto Lenguaje, Recta Acción, Recta Vida, Recto Esfuerzo, Recta Atención Completa y Recta Concentración.
          Cuando existimos en la Corrección, cuando aceptamos la Libertad que manifestamos a ese yo que permite que aprendamos de nuestras partes, en lo que percibimos como diferente a nosotros.
          Cuando aceptamos ser lo que somos y manifestamos como Naturaleza de Vida, en lo que hemos creado.
          Cuando nos expresamos y manifestamos como Dignidad, en todo aquello que expresamos ser.
          ¿Dónde puede anidar algo que sufra?, ¿Dónde puede nacer la semilla, la tierra que alimente el sufrir?
          Shakyamuni nos manifestó su experiencia desde su entendimiento y capacidad de expresión, pero no es nuestro entendimiento de esa experiencia lo que permitirá nacer nuevos Budas en nuestro Universo, sino el dar vida a la experiencia en nosotros.
          Todo es Buda, pero si hay un yo que lo busca, estará todavía por nacer en nuestro Universo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario