No pretendo molestaros

Al parecer, algunas personas se sienten ofendidas porque no las agrego a mi foro. No tengo, ni pertenezco a ninguno, simplemente escribo y lo publico en abierto, para que libremente pueda ser leído o comentado por las personas que lo deseen. Suelo comentar las páginas que me lo permiten y les parezca bien, de las personas que me añaden a su foro. Suele ser lo que siento al ver lo que han publicado, intentando dar una visión diferente, desde la que ha sido escrito. Lo que os agradezco.

Si tenéis que pagar para entrar en la página, no es la original. Como digo a la derecha es Gratuita y sin publicidad.
Yui Shin

lunes, 14 de enero de 2019

LA SIMPLICIDAD

          Tras haber complicado la convivencia y el entendimiento de nuestras acciones, buscamos encontrar la simplicidad en nuestras vidas.
          La Vida nació en la simplicidad, vive en la simplicidad y se manifiesta y deja de percibirse en la simplicidad.
          Estamos rodeados por ella, inmersos, siendo y existiendo en la simplicidad, vivimos complicados por nuestra percepción y manifestación de lo que somos, pensando que somos algo diferente y especial.
          La Simplicidad de la Vida es que se manifiesta siendo lo que es. Existe siendo lo que es. Es lo que se manifiesta en el Ahora, sin por ello dejar fuera del Ahora todo el Pasado, todo el Futuro, pero manteniéndolo inexistente. Todo cuanto existe y se manifiesta en el ahora y todas las condiciones que manifiestan las circunstancias y acciones individuales de cada manifestación, en su propia manifestación y en la grupal, es lo que existe, lo que se manifiesta en la Simplicidad de lo que está siendo.
          Esa es la Simplicidad de la Vida, el resultado de lo que sucede en cada ahora, es lo que se manifiesta en el ahora siguiente, que no puede ser diferente, ni igual que los demás ahora, todos ellos siendo el Ahora Eterno, el Ahora Absoluto.
          Pero esa simplicidad no es aceptada por nosotros, Imagen y Semejanza de un Dios que decimos es el Creador del Universo con cuanto en Él existe. Al mismo tiempo, negando el ahora que hemos creado en la negación de ser lo que mostramos, para pretender ser lo que decimos, tan alejado de lo que manifestamos y creamos.
          Vemos la sociedad que hemos creado y pensamos que la complicación de poder manifestarnos como seres humanos, es debido al destino, los poderes, las circunstancias que hemos creado, o los ancestros, pero nunca aceptamos ser los culpables, siendo siempre los demás, los causantes de las dificultades de vivir en nuestra creación.
          Cuando no, usamos el recurso de culpar a un Dios que decimos que no existe o que es el que debería crear una vida sin complicaciones, donde todos pudiésemos ser lo que quisiésemos, pero no crear consecuencias por ello.
          Parecido a: “Poder tirar plásticos en el mar y que las aguas y los peces se mantuviesen perfectos y sanos. Crear rencores, odios, ejércitos y poderes, pero que no hubiese guerras. Poder coger lo que deseemos de los demás, pero vivir en la Dignidad. Abusar de posición, de poder, de fuerza, modificar condiciones a nuestro gusto, pero que todo fuese justo, entendiendo por Justicia lo que nos interesa”.
          Podríamos seguir planteando, cómo hemos creado las circunstancias y condiciones que han generado o creado, el ahora social e individual en el que nos encontramos o las condiciones a las que hemos creado a la manifestación de una Tierra enferma para nuestra manifestación.
          Porque la Tierra, no puede enfermar como manifestación de la Simplicidad de la Vida, Ella puede manifestar las condiciones naturales, incluso las condiciones producidas por nosotros, sin enfermar. El agujero de ozono, el deshielo, la contaminación, el cambio climático, las violaciones que han existido siempre desde que se recuerda o hay noticias, la esclavitud de tribus, de reinos, de imperios ha existido siempre desde el principio conocido.
          Las guerras, las ambiciones, no podemos leer un libro de historia por muy antigua que sea que no lo describa. Sacrificios de tribus vencidas, de vestales, de animales o de cualquier medio para conseguir que alguien cambiase lo que no éramos capaces de aceptar o habíamos creado, es de siempre.
          Pero la Tierra, es la Tierra, la que manifiesta el Ahora de todas sus circunstancias y condiciones acaecidas o no acaecidas, en lo que Es Ahora, libre de enfermedades y complicaciones. La Vida se manifiesta en lo que Es, la Vida se manifiesta en lo que No-Es. Pero al no haber deseo, al no haber discriminación o comparación, siempre manifiesta la Simplicidad de la Perfección de lo que en su Aceptación acepta ser: “La manifestación de sus circunstancias y condiciones”, incluidas las de Todo cuanto existe. Donde solamente el Hombre, realiza acciones e inacciones con el propósito de modificar lo que Es, siendo este el origen de la complicación.
          Quien piensa lo que debería ser y no acepta lo que está siendo como resultado de su hacer, está luchando por lo imposible: “Modificar el Ahora que ha creado”, por eso lo complicado de lo pretendido: “Hacer real lo que no puede hacerse”.



sábado, 12 de enero de 2019

HABLANDO DE SALUD

          No recuerdo cuántas personas de las que vinieron a tratarse, me dijeron que venían para encontrar una buena salud, dejando atrás largos periodos de ser una persona enferma.
          Aparentemente es algo natural, es lo que entendemos todos cuando alguien nos dice que sueña con tener buena salud.
          Comprendemos que lleva mucho tiempo enferma, que ha sufrido su enfermedad, que no ha podido hacer muchas cosas de las que ha deseado.
          Quizás por ello mi respuesta las descolocaba un poco:
          “Yo no me dedico a enfermar personas, intento que cambien y sean como desean ser por su propio esfuerzo”.
          Desde su sorpresa, me decían: que no deseaban que las enfermase, sino que les quitase la enfermedad.
          Es quizás uno de los problemas que tenemos: “Deseamos ir a lugares y situaciones, pero ignoramos o no deseamos saber dónde estamos”.
          Cuando una “persona enferma” mejora, obviamente, debería mejorar como persona enferma. Lo que implicaría fortalecer y agrandar su enfermedad.
          Pero partimos de que lo que somos, está determinado por nuestros deseos, creencias y lo que nos han dicho: “Somos personas: buenas, correctas, dignas, sanas, carentes de enfermedades y problemas”por lo que cuando carecemos de algo de ello, recurrimos a retornar a “la persona”, a recuperar lo que ha perdido. Es una equivocación a mi parecer, que nos lleva a creer que la persona enferma que somos, dejará de serlo porque alguien nos quite la enfermedad.
          Lo que nos lleva a ignorar, evitar o aceptar lo que somos.
          Es lo que nos hace perder el punto de partida para convertirnos en una: “Persona sana”, que nos permita no tener enfermedades porque dejamos de creárnoslas, dejando así de crear a la persona enferma con nuestro vivir y la forma de verlo y hacerlo.
          Probablemente como en cualquier situación, los positivistas pensarán que es una equivocación, los negativistas o los científicos lo pensarán también, pero ha sido mi forma de explicar a esas personas que tenían que comenzar a amarse tal como eran, para con su propia ayuda y amor, convertirse en la persona soñada.
          Sorprendentemente para mí, algunas lo lograron, llegando mucho más allá de lo que he podido yo, algo que me llena de orgullo, por el esfuerzo que hicieron y el amor que llegaron a tenerse.
          La persona enferma, tiene que cambiar para convertirse en una persona sana, porque no cambiamos las circunstancias, sino la persona que somos.


viernes, 11 de enero de 2019

CAMINEMOS HACIA LA GRATITUD

          Me dijeron, que lo importante es la gratitud, agradecer cuanto recibimos.
          Y me pregunto, qué puedo hacer si nunca he recibido nada.
          Debo agradecerlo o acaso puedo librarme de tenerlo que agradecer.
          Porque quien nada recibe, ha recibido nada.
          Algo, que hace necesario que tengamos bien definido y situado al yo que tiene que recibir, ese algo o ese nada que la Vida le da.
          Pero si algo tengo seguro es, que si estoy viviendo es porque tengo que ser Vida y si me agradeciese lo que me doy, parecería prepotencia.
          No tengo la seguridad si la muerte también es Vida, por lo tanto, agradecer el recibirla, al menos, porque tengo que estar vivo para que me la den.
          Y es que no es tan sencillo como parece, no ya el ser agradecido, sino saber lo que es el agradecimiento.
          A muchos de los que han venido a masaje de reflexología, una de las cosas que les digo es que carecen de gratitud. Que viven despreciando a cuanto les rodea.
          Si tenemos en cuenta que no suelo preguntar nada y que comienzo diciéndoles lo que yo le veo en los pies, la mayoría me miran indecisos, no sabiendo si marcharse, insultarme, preguntar o simplemente darme una patada, levantarse y marcharse con un portazo.
          Una de las costumbres de gran parte de las personas que he tratado, es la de comer rápido, apenas sin masticar, incluso los que comen en un tiempo adecuado o lento, apenas mastican para saber lo que se van a tragar, al estar distraídos pensando en cualquier cosa, con la mente en cualquier sitio menos comiendo, que es lo que están haciendo.
          Así son los tiempos, en los que hay que aprovechar los momentos y hacer cuantas más cosas mejor. Tener la mente en un sitio, el corazón en otro y el cuerpo donde está siempre: “Aquí”, pues no ha aprendido a estar en un lugar diferente que los pies.
          Cuando comemos distraídos o nos tragamos lo que es nuestro alimento para poder vivir, sin apenas saber lo que nos tragamos o con gula por ser una comida que nos gusta o deseamos, lo que no nos permite disfrutar y aprovechar lo que nos tragamos, pues lo que nos alimenta verdaderamente es el deseo o la gula: “¿Dónde reflejaremos esta forma de tragar para alimentarnos?”. Mi experiencia es, que en cualquier aspecto de la alimentación: Físico, emocional, intelectual o al vivir que es el único alimento de nuestro ser, eso que somos en realidad, o espiritual.
          Si no masticamos: “Comeremos más cantidad para obtener lo que necesitamos. Obligaremos a nuestro cuerpo, a trabajar más y más tiempo, para desaprovechar lo que nos hemos tragado al digerirlo, mientras producirá más toxinas. Habrá que ofrendarnos la vida de mayor cantidad de alimento, para mantener nuestra vida. Al necesitar dos platos de alimento, si la Vida nos da lo suficiente, alguien se quedará sin su comida. Son algunas de las consecuencias de tragar las cosas, alertando a nuestro sistema inmunológico de la entrada en nuestra individualidad de objetos extraños, desconocimiento de lo que hemos tragado que nos impide aprovecharlo”.
          Lo que nos dice que no agradecemos a nuestro cuerpo al maltratarlo y obligarlo a trabajar, sin disfrutar y sin aprovechamiento de su trabajo.
          No agradecemos el sacrificio de su vida de los alimentos, para nutrir la nuestra.
          No agradecemos a las personas que: “Criaron, compraron, transportaron, cocinaron, sirvieron, y nos proporcionaron el alimento, ni a las personas que murieron probando lo que encontraban y aprendiendo lo que era comestible con su propia vida”.
          Pero quien se traga el alimento: “Se traga los sentimientos, los pensamientos y sobre todo se traga lo que debería estar viviendo”.
          No veo, que una sociedad que se alimenta, aprendiendo a engullir o tragar lo que la Vida les entrega para que puedan vivir, pueda creer que por decir gracias automáticamente nos convertiremos en personas agradecidas.
          Pienso, que disfrutar al alimentarnos, sabiendo lo que tragamos y no utilizando o sacrificando más alimento de lo estrictamente necesitado, es el mayor agradecimiento que podemos darnos siendo Vida.
          La verdad es que no hay nada que agradecer, sólo ser lo que somos: Vida, y entregar nuestra individualidad a su manifestación, es el auto-agradecimiento que no hay nadie a quien entregarle.



jueves, 10 de enero de 2019

EL LENGUAJE

          Si según el socialismo, el gobierno de Andalucía ha caído en manos de la coalición de la extrema derecha.
          Me pregunto, si el gobierno de España está en manos de una coalición independentista, según el entendimiento socialista.
          O pactar, si no se puede con partidos extremos, hacerlo con Podemos o IU, con independentistas o con quien haga falta en la izquierda. Y que esté prohibido con VOX en la derecha.
          Me pregunto, si el rechazo del cristianismo en la izquierda es por lo de la mota en el ojo ajeno.
          Y es que en la política lo único que se presume, es de ser los que consiguen lo bueno que pasa y la culpa de lo malo es de los otros.


EL TODO

          Es algo de lo que deberíamos reírnos, pero la verdad es que no es cosa de risa.
          Hemos creado tanto escrito, filosofado y puesto nuestro ser y esfuerzo tratando de alcanzarlo, de descubrirlo, de conocerlo, que podríamos haber ido al Cielo varias veces, bien en la Tierra, en nuestras vidas o incluso al Cielo que soñamos, con el esfuerzo realizado desde los albores, de esa búsqueda de la Humanidad, que llevamos toda nuestra vida diciendo que vamos a realizar.